Ozono Laundry 500

Equipo generador de ozono para lavadoras.

El oxígeno activo higieniza la ropa de manera natural, lo que permite que tus prendas más delicadas estén siempre limpias y suaves como en el primer lavado.

El oxígeno activo mantiene el agua limpia de bacterias, virus y otras sustancias contaminantes, contribuyendo a generar un entorno 100% sostenible.

Referencia: 820114

Ozonguard Laundry-500 Generador de ozono.

Es un generador de ozono para la lavadora. Utiliza el poder de limpieza del oxígeno activo para realizar su colada más eficientemente que el jabón, el detergente u otros equipos ionizadores, siempre manteniéndose respetuoso con el medio ambiente.

Elimina: pesticidas, hongos, materia orgánica, contaminantes y virus. Además, es 100% libre de tóxicos, sin añadir contaminantes al agua ni al entorno.

El oxígeno activo realiza un lavado más eficiente que los productos químicos que utilizamos a diario, con lo que permite ahorrar de manera considerable en cada lavado.

El ozono es la molécula triatómica del Oxígeno. Esta molécula es una variable inestable del Oxígeno  que se genera o bien por la acción de los rayos ultravioleta o bien a través de una descarga eléctrica llamada efecto corona. De manera natural se puede encontrar vapor de ozono atmosférico. Este se forma como resultado de la acción de las radiaciones ultravioleta del sol sobre el oxígeno atmosférico. Al incidir los rayos ultravioleta sobre el oxígeno presente en la atmósfera se conforma la conocida capa de ozono Ozonosfera cuya principal característica es que hace posible la vida en la Tierra al filtrar dichos radiaciones solares.

El ozono es un fuerte oxidante, tanto en estado gaseoso como en soluciones acuosas. Este gran poder oxidante es debido a su inestabilidad a temperatura ambiente, en estas condiciones, el ozono tiende a descomponerse originando oxígeno molecular y atómico, lo cual explica sus propiedades oxidantes mucho más elevadas que las del oxígeno. Dicha potencia oxidativa, junto con su mínima toxicidad, convierten el ozono en un producto desinfectante y desodorante, con numerosas aplicaciones. Los materiales no adquieren ninguna nueva propiedad organoléptica (color, sabor, olor) tras el tratamiento, puesto que el posible ozono residual desaparece al cabo de poco tiempo.

Simple oxidación instantánea: En la que interviene un átomo de oxígeno.

Reacción de ozonólisis y formación de ozonuros: Esta reacción tiene lugar entre los alquenos y el ozono con gran facilidad a bajas temperaturas, produciéndose una ruptura de enlace doble y obteniéndose un ozónido normal, el cual se aísla en rarísimas ocasiones. Los ozónidos pueden descomponerse (tratamiento reductor) para producir aldehídos y/o cetonas cuyo aislamiento e identificación es sencillo. En otras ocasiones, el ozónido se descompone mediante un tratamiento oxidante, con lo que cualquier posible aldehído resulta oxidado al correspondiente ácido, que puede ser aislado posteriormente. Este tipo de reacciones, a temperaturas altas (ambiente) son lentas.

 Apoyo a la oxidación: Apoyando el efecto oxidante del oxígeno que no ha intervenido en la producción de ozono.

Se deduce de estas tres formas de actuación que el ozono , por ser un oxidante fuerte, preferentemente orgánicos, con insaturaciones y sobre funciones con tanta mayor facilidad cuanto menor sea el grado de oxidación de los mismos.

Ozono no deja ningún residuo químico por lo no se requieren repetidos aclarados, con el consiguiente ahorro en tiempo y recursos y evitando también contaminación ambiental que generan los residuos.

Referencia: 820114

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Carrito de compra
Ir arriba